Darby Hess   

UNIVERSITY OF ALABAMA, EE.UU.

“Fue para mí un privilegio trabajar como una voluntaria  de comunicación para Paz y Esperanza, específicamente con Andemos en Lima, Perú.  Le ayudé a Fiorella a discutir los planes de futuros proyectos, diseñar los materiales de promoción y  llevar a cabo las tareas administrativas. He tenido la oportunidad asombrosa de servir como intérprete para un grupo de la Universidad de Judson en el refugio de “El Buen Trato en Huánuco”, Perú. Este tiempo no solamente me conmovió y ha hecho impacto durante mi estancia en Perú, sino también para el curso de mi vida. Yo tenía una idea de la importancia de trabajar para apoyar a los oprimidos, pero nunca había tenido una oportunidad concreta en un lugar para servir y trabajar. Después de terminar la pasantía, el fuego en mi corazón arde con más intensidad y aviva en mí el deseo de servir al Señor por obtener justicia a través de mi carrera futura.  Tuve una hermosa experiencia con niños y mujeres que nunca olvidaré, y as recordaré como  signos de esperanza y redención que viene del pueblo de Dios que ama a su pueblo. He cambiado para siempre y estaré profundamente agradecida siempre.” 

Liz Adams 

SCHOOL OF LAW, PEPPERDINE UNIVERSITY, EE.UU.

El verano pasado trabajé en el departamento legal en la oficina de San Juan Lurigancho. Nuestros casos eran difíciles porque los crímenes cometidos eran horribles. Trabajé a nivel individual con las víctimas y sus familias.  Desarrollar una relación con ellos era una de las mejores partes de mi trabajo.  Mis colegas de Paz y Esperanza sentían tanta pasión para apoyar las personas necesitadas. Era verdaderamente estupendo y era un ejemplo de la compasión que el pueblo de Dios debe practicar para otros.  Aprendí mucho y he hecho  valiosas relaciones duraderas. Sólo estuve allí seis semanas pero me daban ganas de continuar seis años más. El tiempo pasó  volando. Era demasiado corto pero Paz y Esperanza me han ayudado a tener una idea más clara de lo que quiero hacer en el futuro con mis estudios en Derecho.”

¡Gracias a las voluntarias y voluntarios de 2011!

RACHEL BROOKS
Wheaton College, EE.UU.
[San Juan de Lurigancho, Perú] 
SARA ROBINSON SANTOSO
Wheaton College, EE.UU,
[Ayacucho, Perú]
KELSEY WAPLES
School of Law at Pepperdine University, EE.UU.
[Oficina Nacional, Lima]
MANDY HOFFMAN
Alemania
[Oficina Nacional, Lima]
SANDY LOPEZ
Pepperdine University, EE.UU.
[Huánuco, Perú]
SARAH MAY
EE.UU.
[San Juan de Lurigancho, Perú]
SILVIA MARTINEZ
Pepperdine University, EE.UU.
[San Martín, Perú]
 

University of Florida Team   

Florida, EE.UU.

“Los momentos más bonitos para mí incluyen una encuesta que hicimos en la comunidad y todas las sonrisas que vimos en las caras de la gente con que compartimos el tiempo.  El pueblo nos integró como familia." - Michael

Judson University Team   

Illinois, USA

"Mi universidad me presentó a Andemos,  y me apasionó tanto el trabajo por la justicia que se hace desde Paz y Esperanza, que me enganché con ellos. He trabajado como voluntario a corto plazo en Huánuco, entre Marzo de 2010 y el 2011.  He regreso un par de veces, y cada vez que regreso a Perú ha sido una experiencia totalmente distinta.  Nuestros grupos han limpiado, han trabajado en el jardín, han jugado con los niños en el albergue y han tratado de apoyar dondequiera que se necesite. Ha sido asombroso ver el desarrollo de relaciones con las personas de Andemos que nos ayudaron. Durante mi estancia en Perú, era increíble ver cómo Dios ha cambiado las vidas de los niños y niñas que viven en el albergue.  Reflexionar sobre el milagro que Dios ha realizado en las vidas de los niños en Huánuco, Perú, para mí fue una experiencia que ha cambiado mi vida. Estoy muy agradecida  a aquellos que me contactaron con Andemos y quiero continuar colaborando con la asociación Paz y Esperanza en el futuro.  Ha sido una experiencia asombrosa.  Sé que valió totalmente la pena.” – Leah

Student Ministry Partners Team   

Wheaton College, USA

“Las seis semanas que pasé en el albergue me impactó mucho, especialmente los casos y rostros de los niños, adolescentes y mujeres se quedan en mi mente y mi corazón. Compartimos mucho, incluyendo toda la variedad de comidas, los paseos, haciendo la tarea, jugando al voleibol, escuchando la música, celebrando los cumpleaños y limpiando las casas.  Compartimos la Palabra de Dios y oramos juntos. Yo lloro todavía cuando recuerdo sus historias de abuso y mal trato. También, sonrío cuando recuerdo nuestros bailes, paseos, conversaciones y juegos.

En el albergue, hay dolor inmenso pero también alegría contagiosa. Nunca había experimentado al mismo tiempo emociones de tristeza y felicidad, como ocurrió durante el tiempo que pasé en el albergue. La Casa de Buen Trato Hovde es una manifestación del Reino de Dios aquí en la tierra. Sólo Jesús puede calmar el dolor con gran amor porque Él lo hizo en la cruz. Por eso, experimentamos la paz.” - Sara

¡Gracias a todos los equipos de 2011!

VENTURE EXPEDITIONS
EE.UU.
[Apurímac, Perú]

PAZ Y ESPERANZA INTERNACIONAL VIAJE
Minnesota, EE.UU.
[Huánuco, Perú]
[San Juan de Lurigancho, Perú]